En Arkesoul trabajamos en la formación de pensamiento integral a través de una metodología que identifica las distorsiones epistemológicas que no permiten de manera individual y colectiva la generación de aprendizaje y, por tanto, impiden una vida de creación eficiente y encuentro consciente.

 

Solo un yo consciente puede iniciar un proceso de evolución, desde el que es posible vivir en una apreciación más amplia, compleja e integral de la realidad.

Formar individuos y comunidades que generen conversaciones éticas, abiertas e inclusivas, que busquen dar respuestas a las crisis de verdad y valor del mundo contemporáneo.

Carmen Mariscal

Fernando
J. Villalovs

Me gusta decir que yo soy alguien que vive de la “saliva,” del hablar, del generar conversaciones a través de las cuales la realidad pueda ser reinterpretada de manera más justa y significativamente. Pienso mientras hablo y he hecho de este don un puente para abrir espacios de encuentro y creación.

 

Tengo una historia en la que me he rehecho, abriendo posibilidades antes impensables para mi viaje de creación y aprendizaje, sin embargo, siempre he “regresado” o he constatado, que quien soy, en diferentes “trajes” y espacios, es la niña que ama conocer nuevas historias y hacerlas suyas para entregarlas a otros.

 

Como académica,  consultora y conferencista con más de 25 años de experiencia, siempre reafirmo que quien soy es la que ama profundamente ayudar a otros a experimentar que el conocimiento es un vehículo de lo sagrado.

Me cuentan que nací con “los ojos abiertos,” y en esta imagen puedo describir quién he sido y quién soy. Un atento y sorprendido testigo de la realidad, que en su búsqueda de respuestas ha descubierto en la filosofía un espacio donde el ver es un ejercicio del cuestionar.

 

Mi historia ha explorado la academia y la enseñanza, encontrando en ambas que el aprendizaje puede ser muchas veces confundido y usado como una forma de restricción y de inflexibilidad, lo que reafirmó en mí, la certidumbre de que ver y cuestionar solo son posibles desde la libertad.

 

Mi encuentro con Arkesoul me ha permitido integrar mi amor por el aprendizaje sin que en ello tenga que abandonar mi permanente búsqueda de nuevos signos y señales para ver y renombrar lo humano.